Tipo de Cambio
Compra
Venta
19/10/2021
$19.30
$19.98

Las selfies de la vergüenza

¿Logramos lo esperado con las fotos que compartimos?

  
También en Opinión/Colaboradores
Nota publicada el 27 de septiembre de 2015
por Roberto Salazar

En días recientes circularon por el mundo una serie de imágenes de turistas que invadieron la playa Ostional en Costa Rica, para presenciar desde cerca el desove de tortugas y dejar documentada la experiencia por medio de miles de selfies, que de inmediato fueron catalogadas por la opinión pública internacional como otro episodio más de ¨selfies de la vergüenza¨.

Y es que una cosa es hacer turismo ecológico y otra muy distinta es subir a los niños a los caparazones de las tortugas, que luchaban por encontrar su espacio en la arena de la playa para depositar sus huevos. ¿Quién puede hacerse llamar ecologista si hace semejante cosa y encima se toma una foto para compartirla con los amigos? Sin duda un asunto con mucho fondo.

El investigador argentino Norberto Leonardo Murolo aborda en un brillante artículo las implicaciones que trae consigo una selfie y al explicar para que se produce, expresó: La idea detrás de ella (de la foto) es ejercer una especie de control sobre lo que los demás ven de nosotros y, por extensión, sobre la imagen mental que se produce en los otros sobre nosotros, siempre intentando estar lo más cercanos al estereotipo de belleza deseable en la sociedad y el momento histórico que atravesamos.

Respecto a la razón por las que se producen las selfies, el investigador explica que es para atender la necesidad que tiene el sujeto de representarse a sí mismo, por medio de un objeto sobre el que se ejerce control, tanto como sea posible.

A diferencia de otro tipo de fotografías en las que se busca dejar cierto testimonio (como la periodística) o aquellas que servirán para recrear un momento (como la de algún evento social), el investigador expone que la selfie crea el evento al construir una representación de lo cotidiano. ¨un testimonio de época que podría brindarnos muchas pistas acerca del tipo de sociedad en que se inscribe¨.

El mundo ya conoce como selfies de la vergüenza a esas fotos en las que el sujeto elige un momento inapropiado para retratarse como testigo de un suceso, pero ajeno de las implicaciones humanas que este podría traer consigo: rostros sonrientes en primer plano con personas lesionadas en el fondo, o un operativo policial para liberar rehenes, o con los estragos causados por un sismo.

Quien se toma una foto en estas circunstancias le dice al mundo: fui testigo de esto que para muchos es una tragedia pero a mi no me afecta.

Roberto Salazar. Comunicador y profesor universitario. Coordina la Maestría en Mercadotecnia Digital en el IHCC. @salazarmarquez
 
 

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2021. Queda prohibida la reproducción total o parcial de la nota sin la autorización previa y por escrito de Ensenada Net.

 
|
| Ensenada.net es presentado por : TDM