Viaje por las Islas del Pacífico de Baja California
Una travesía por las islas a bordo del Alkaid durante 14 días.

Por: Elizabeth Vargas

DIA 10

Viernes 27 de marzo

 Bahía Tortugas

 

Amanecimos en Bahía Tortugas, para seguir con el recorrido por tierra, para dar mantenimiento a tres puntos.

 

El primero  Punta Eugenia, la punta más al Oeste de Baja California en donde el paralelo 28 divide la Península de Baja California y existe una comunidad pesquera desde donde hay el enlace de transporte entre el Macizo continental y las Islas de Cedros y Natividad.

 

Para llegar Punta Eugenia se debe cruzar un tramo de desierto, el Valle de los Cirios, en parte de lo se denomina Reserva de la Biosfera del Vizcaino.

 

En este tramo se debe de cruzar entre gigantescos cardones y observar como despliega sus ramas una planta denominada Toro que en  primavera esta seca, pero que de acuerdo a los lugareños tiene hermosas flores de color lila en Junio.

 

Luego de cruzar este desierto .llegamos a Punta Eugenia donde el faro se erige solo en un sitio, donde se nota por la luz que emite y por el blanco relumbrante del que lo acaban de pintar.

 

Una característica que nos ha llamado la atención a lo largo de la ruta, tiene que  ver con la falta de curiosidad de los habitantes de estas zona que a pesar de ver llegar personas extrañas no se asoman,

 

Es una característica que hemos visto en prácticamente todos los sitios que hemos tocado hasta ahora.

 

De punta Eugenia viajamos a otro sitio denominado Campitos donde la baliza es una torre de concreto en colores  rojo y blanco,  que además del servicio de guía que da a los barcos, es usado como nido por un  águila marina que tenía dentro tres polluelos vivos y uno al parecer con varios días de muerto mas pequeño.

 

A sabiendas de que las águilas pescadoras usan las torres balizas y faros de nido, las autoridades de señalamiento marítimo, optaron desde hace mucho tiempo por desarrollar un  mecanismo a base de cuerdas para que las águilas construyan el nido sobre unas cuerdas y no lo hagan sobre las luces.

 

Finalizamos el día en la baliza de enfilación que permite a los barcos entrar si peligro a Bahía Tortugas para su fondeo, ya que muy pocas se atracan por la ausencia de muelles como los que conocemos en Ensenada.

 

Por la noche y tras terminar los trabajos regresé a Internet para comunicarme con familia y trabajo, luego la tripulación me aceptó de nuevo como parte de su equipo y fuimos a uno de los dos billares que hay en el poblado en un Bulevar de tres calles recientemente pavimentado donde jugamos, para descubrir que como jugadora de Billar soy pésima, a menos que se cambien  las reglas y meter diez bolas blancas en una  noche sea bueno.

Escríbenos: [email protected]
|
Teléfono Ensenada.Net: 01 (646) 177 8964
| Ensenada.net es presentado por : TDM