Tipo de Cambio
Compra
Venta
24/09/2018
$17.60
$18.68

Salida de campo a La Grulla

Valle histórico y pintoresco

  
También en Opinión/Colaboradores
Nota publicada el 12 de julio de 2018
por Rafael González Bartrina

El pasado día domingo 8 de julio un grupo de amigos, afines al estudio de la historia regional efectuamos una salida de campo al Valle de La Grulla.

La cita fue, precisamente a la entrada del Ejido Uruapan, donde hay una arboleda de encinos, ya centenaria.

Poco a poco fuimos reuniéndonos, y en caravana nos encaminamos, primero, a casa de Don Porfirio Amador, “El Patriarca de la Grulla” como es ampliamente reconocido. Recién recuperándose de molestias médicas, nos recibió con su afabilidad característica y sin pensarlo dos veces, acepto nuestra invitación para recorrer el valle y nosotros felices por tener el mejor guía que pueda existir para esa comarca tan rica en historia.

Subimos a lo que un día allá por los veintes estuvo el albergue del Club de cazadores de La Grulla.

Con una vista magnifica se nos explicó, que el valle fue formado por la Falla Geológica de “Agua Blanca” que corre al través de la península del Golfo de California hacia el Océano Pacifico, a unos cuantos kilómetros de esta ciudad y puerto de Ensenada. Desde la altura de nuestro centro de observación a la margen sur del Arroyo de La Grulla, fácilmente se aprecian kilómetros cuadrados de un valle encantador. Rico en tierra fértil, abundante agua. Se aprecian cultivos de parras, olivos, hortalizas, etc. Brotan ciertas construcciones de reciente origen que enseñan el progresivo desarrollo. Y ahí, también, fuimos educados al respecto del lugar de nacimiento del máximo héroe Bajacaliforniano Antonio María Melendrez Ceseña quien hubiera de nacer, ahí, el 24 de junio de 1830. En seguida y en ese mismo lugar recorrimos las varias piedras que demuestran la presencia de nativos cientos de años atrás, que dejaron huella indeleble de su arduo trabajar. Se trata de los llamados “molcajetes o morteros” 6 en una piedra, 12 en otra, sitios de convivencia donde con mucho esfuerzo molían bellotas de encino o semillas de jojoba con las cuales preparaban sus alimentos. La constante corriente de aire que cruza de poniente a oriente el cañón nos refresco. Fácil imaginar, a nuestros antepasados sentir ese paliativo del verano cálido. Convivir en el pasado, ahí en La Grulla, es fácil.

En seguida nos dirigimos al Rancho Santo Domingo, adentrándonos unos kilómetros hacia el oriente por el arroyo. El rancho es propiedad de nuestro magnifico amigo don Héctor Meza Cango. Este lugar, protegido del viento por eucaliptos y pirules ancestrales, majestuosos gigantes de impresionante tronco, que tienen la resiliencia baja californiana. Tal como nuestros nativos, tal como los campesinos y gente de campo, duros, curtido y de corazón generoso. Una visita corta pues el tiempo era escaso y los objetivos de visitan eran varios y dispersos en este generoso valle.

Una foto de grupo y luego a seguir, entre viñedos, entre olivares, sobre suaves arenas blancas del arroyo. Adelante.

Para llegar al rancho de buen amigo Rubén Madero quien, orgullosamente nos guió enseñándonos las varia piedras con decenas de metates. El rancho esta al cruzar el valle, en la margen norte del arroyo. Con una vista inigualable. Nos asentamos bajo la palapa heptagonal y compartimos el ´pan y la sal con el grupo de amigos, que aprendemos la historia en los lugares donde ocurrió.

Termino, amables lectores, con la invitación a que ustedes, también, viajen al pasado en esta maravillosa comarca bajacaliforniana.

Rafael González Bartrina. Rafael González y Bartrina. Miembro del Seminario de Historia de Baja California y del Consejo de Administración del Museo de Historia de Ensenada A. C. [email protected]
 
 

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2018. Queda prohibida la reproducción total o parcial de la nota sin la autorización previa y por escrito de Ensenada Net.

 
|
| Ensenada.net es presentado por : TDM