Tipo de Cambio
Compra
Venta
18/07/2018
$18.02
$18.49

Ser mesero

Un oficio subvaluado

  
También en Opinión/Colaboradores
Nota publicada el 17 de abril de 2018
por Antonio Sujo

Recientemente, en un intercambio de opiniones en un foro de discusión, se tocó el tema de los meseros, de la carencia de literatura que refleje la importancia de este puesto, de una sub-valorización de este oficio por la sociedad, y sobre todo, del desconocimiento al desempeñarlo, no basta con conocer de enología y gastronomía, sino también de contar con vocación, talento y sensibilidad.

Lo anterior me hizo recordar el libro que publicó ya hace algunos años, Carlos Mota, “1,100 años de servicio”, que narra en 27 capítulos, la historia de hombres y mujeres dedicados a este oficio, que juntos sumaron 1,166 años de experiencia, aquí van los nombres de los participantes y los sugerentes subtítulos:

Todos quieren estar en mi lugar, Armando Peñaloza

Soy un sobreviviente, Eusebio Cruz

El cliente siempre tiene la razón (aunque no la tenga), Jean Cherri

Me acostumbré a comer una vez al día, Amparo Uscanga Díaz

Una joven me preguntó si teníamos “orgasmos”, Vidal Hernández Justino

La regla de oro es saber hablar bien, Efraín Colomer

Había un cliente al que le decían “El Duro”, Ignacio Arzate

La mayoría de nosotros tiene de secundaria para abajo, Carlos Ponce de León Coronado

Aquí en el restaurante hay una guerra, Jesús Rodríguez Pérez

Hay hora de entrada, pero no de salida, Tomás Medina

Ahora los clientes se preocupan por el colesterol y los triglicéridos, Felipe Grajeda

El servicios al cliente es como un gimnasio, Pablo Solorio

Yo, mesero, mis nietos, abogados, Antonio Reyes

Primero el consomé, luego el tequila, Francisco Ortiz

Buen servicio a todo cliente, rico o pobre, Raúl Ramírez

Olvidaron al bebé en el restaurante, Félix Arreola

Viene usted muy enojado, señor John, Alberto Peña

De niño fui campesino y pastoreaba mis borregos, Rogelio Cruz

Me apuntó la pistola al pecho, Arturo Hernández

Cuidar el plato antes de que llegue al cliente, Guillermo Zavala

No se puede atender a los comensales con la cara triste, Celestino Rodríguez

Nunca hay que titubear frente al comensal, Palemón Rivera

Olvídese de la propina y dé el cien por ciento, José Luis Herrera

Me dicen “Pera”, “Perita”, “Pelancha”, Esperanza Landeros

Tiré el vino frente a los clientes, Enrique Lara

El niño me dio la propina, Gilberto Huerta

Mi estilo, servir bien, Aureliano Martínez

En cada capítulo aparece la foto de cada uno de los entrevistados, el nombre del establecimiento, la antigüedad que tiene laborando en ese lugar y concluye con una pequeña lección de cada uno de los protagonistas. “1,100 años de servicio”, un libro oportuno para brindar un merecido reconocimiento a los profesionistas del comedor por su vocación, experiencia y perseverancia.

Antonio Sujo. Un apasionado por la gastronomía, cuenta con una maestría en administración, director de estrategia y desarrollo de Unifront, [email protected]
 
 

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2018. Queda prohibida la reproducción total o parcial de la nota sin la autorización previa y por escrito de Ensenada Net.

 
|
| Ensenada.net es presentado por : TDM