Tipo de Cambio
Compra
Venta
24/11/2017
$17.85
$18.60

De agendas erróneas, de sindicatos piratas

Revelaciones

  
También en Opinión/Colaboradores
Nota publicada el 13 de septiembre de 2017
por Alfredo Mendoza Rodríguez

Está visto, pues, que en torno el alcalde Marco Novelo no hay quien le eche la mano. Cuando menos no en el terreno de la asesoría política.

Lo siguen exhibiendo, exponiendo; mandándolo a la guerra con un fusil sin parque.

Y así no se puede. Definitivamente no.

Para muestra lo que le pasó este lunes en el Cearte. En el Cearte y ante la asistencia y asombro de decena de ensenadenses.

Marco Novelo en el presidium atestiguando, en un evento de corte histórico-religioso, la entrega de una placa de reconocimiento a Omar García, ex candidato independiente a la alcaldía.

La cara del alcalde era de evidente enfado. De encabronamiento dirían otros. Y no era para menos.

Uno de los organizadores del evento y promotor de la entrega de la placa a Omar, se defendió diciendo que Novelo ya estaba enterado. Y que además, entregar el reconocimiento al ex candidato no le restaba importancia al evento ni tampoco agraviaba a nadie.

Pero si hubo agravios. Cuando menos el obispo de la diócesis de Ensenada, Rafael Valdez Torres, así lo vio. Y como así lo vio optó por abandonar el recinto en abierta desaprobación.

Novelo, al centro del presidium, no quiso hacer lo mismo y se aguanto. Con su cara de encabronamiento, pero se aguanto.

Omar García, aprovechando lo a modo que le pusieron las cosas, todavía se dio el lujo de hacer uso de la voz y soltar varias indirectas. Indirectas para el primer edil.

Marco Novelo se despidió justo al empiezo de una conferencia sobre historia regional. Se despidió y ya afuera se despojó de la corbata para retirarse todavía con su cara de enfado.

Omar García feliz con su placa y con la alfombra roja que se le acomodó, se mantuvo en primera fila.

Eso de Incluir en un evento histórico-cultural la entrega de un reconocimiento a un ex candidato a un puesto público de elección popular, resultó inédito.

Fue obvio a que a varios les gano la pasión y, con la pasión desbordada, reconocieron a casi nivel de mártir de la democracia a quien se ubicó en la tercera posición en la colecta de votos en busca de la alcaldía.

Fue obvio también que a más de ocho meses de iniciada su gestión, Marco Novelo no ha terminado de conformar un equipo de trabajo. Cuando menos no en el terreno político.

Exhibidas como la que sufrió Novelo este lunes, pocas. Ni a sus antecesores tan cuestionados y denostados les pasó. En serio que no.

Sindicatos piratas

En el Colegio Guadalupe Victoria, uno de los más antiguos de Ensenada, siguen esperando a que les presenten a sus líderes sindicales.

Y es que tras el despido de varias maestras, salió a la luz pública que el colegio tiene un contrato colectivo de trabajo con un sindicato que solo existe en el papel.

Los trabajadores ignoran quienes son sus líderes sindicales porque nunca se los han presentados. Y si no conocen a sus líderes menos saben dónde se ubican las instalaciones de sus oficinas.

Cuestionados al respecto, funcionarios laborales dijeron que conocer la identidad de sus dirigentes sindicales es una obligación de los trabajadores.

Sobre la existencia de sindicatos "piratas" en este puerto, indicaron que desde hace años algunas empresas han incurrido en la conformación de este tipo de organizaciones para defenderse de posibles emplazamientos de huelga.

En el caso del colegio Guadalupe Victoria, se anuncio, habrá una solicitud de información precisa sobre el contrato laboral que suscribieron con un sindicato del que prácticamente nadie sabía de su existencia.

Alfredo Mendoza Rodríguez. El autor es periodista y sociólogo.
 
 

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2017. Queda prohibida la reproducción total o parcial de la nota sin la autorización previa y por escrito de Ensenada Net.

 
|
| Ensenada.net es presentado por : TDM