Tipo de Cambio
Compra
Venta
02/04/2020
$19.90
$22.50

Le robaron su silla de ruedas

La historia de Daniel

Nota publicada el 14 de abril de 2016
por Elizabeth Vargas

A Daniel, un indigente de 60 años de edad, le robaron su silla de ruedas y ante la falta de dinero para comprar una, su mejor amigo Raúl, ideó convertir un carrito de supermercado en una nueva silla con la cual, evita que permanezca arrinconado en algún sitio mientras el regresa.

Su presencia no pasa desapercibida, porque se trata de un carrito, de color naranja modificado, con un corte en el extremo, que permite que Daniel que va sentado pueda tener las piernas libres, mientras descansa sobre unas cuantas cobijas, que dobladas hacen las veces de asiento, mientras Raúl lo empuja y le platica.

Raúl y Daniel son un par de indigentes que recorren la ciudad con su singular vehículo ideado para resolver la emergencia, luego que a Daniel le robaron su silla de ruedas mientras dormía en el parque, uno de los sitios donde descansaba a falta de un techo real.

Sólo recuerda que cuando despertó de su siesta, la silla de ruedas que estaba a su lado ya no estaba. Alguien se la robó.

Con 60 años de edad, Daniel sufrió hace más de 20 años un accidente al caerse de un segundo piso cuando trabajaba como albañil en Mexicali.

Quedó con secuelas que en la actualidad no le permiten caminar más y como indigente al no tener una silla de ruedas simplemente se acomodaba en el lugar donde se podía mientras algún otro indigente le compartía alimentos y agua y otras veces con mucha dificultad sacaba fuerzas para poderse levantar y sentarse.

Raúl, quien empuja el carrito con su amigo a bordo, aclara que Daniel no puede caminar, y que el dolor de su amigo es muy intenso, mientras Daniel señala que es la cadera, donde el dolor es insoportable, al extremo de no permitirle estar en pie.

Los conoció en la calle, cuando ví el carrito de supermercado sorteando las calles llenas de baches de la Colonia Obrera y regresaban de un dispensario médico, donde le proporcionaron a Daniel algunas medicinas para calmar el dolor y algo de calcio para sus huesos. Regresaban a uno de los sitios donde se instalan en el día, en el Bulevar Costero, cerca de la Segunda Zona Naval, donde esta un vendedor de cocos.

Comen donde pueden, donde alguien se compadece y les da, o con lo poco que reúnen y que puede ser suficiente para algunas tortillas y algo que echarle para hacerse un taco.

Con 60 años de edad, Daniel Mejía no tiene familia, salió de Querétaro su ciudad natal hace 30 años y desde entonces no sabe nada de ella.

Su amigo Raúl, confiesa que luego que Daniel se quedó sin silla de ruedas, él “levantó” un carrito en un Soriana, y para volverlo silla lo trozaron. “para que no este acostado nomás ahí, parara llevarlo a pasear y para juntar cartón y botes, pero más para pasearlo a él” –insiste-. “Es para que no este acostado, no se puede pues”.

Raúl es de Nayarit, no ve a su familia ni sabe de ella desde hace 16 años, se tiró a perder y ahora viven donde pueden, duermen en un edificio abandonado que está en la calle Primera y Balboa, frente a una agencia de autos.

Su esperanza, es conseguir una silla de ruedas para su amigo, para que esté un poco mas cómodo y el lo pueda seguir paseando.

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2020. Queda prohibida la reproducción total o parcial de la nota sin la autorización previa y por escrito de Ensenada Net.

Un libro de colorear para la prevención en Off Road
Busca educar a los niños con “Calzonman y Choyonsito”
Cada vez más mujeres en la venta de drogas
Es un asunto alarmante para el Estado
Jueves se espera viento y oleaje en las costas
Rachas de 70 kph y oleaje de mas de 4 metros
Convocan a padrón de empresas confiables
Para programas hidroagrícolas
Llegaron dos portayates a Ensenada
Descargan embarcaciones de lujo
Curso Binacional de combate a incendios forestales
Participa personal de CALFIRE, Conafor y SPA
Por concluir reinscripción Proagro
Proceso ha sido muy lento advierte Sagarpa
 
|
| Ensenada.net es presentado por : TDM