Tipo de Cambio
Compra
Venta
21/09/2014
$12.55
$12.82

Derrumbe en la Escénica Ensenada Tijuana, era cuestión de tiempo

Desde que se construyó los geólogos advirtieron del riesgo

El derrumbe frente a la caseta de San Miguel en 1976 (foto McGraw Hill )

Nota publicada el 30 de diciembre de 2013
por Elizabeth Vargas

La carretera Escénica Ensenada Tijuana era hasta la madrugada del 28 de diciembre del 2013, la principal arteria de comunicación entre el municipio de Ensenada y los municipios de Playas de Rosarito y Tijuana.

Con tres casetas de peaje, una en Playas de Tijuana, otra en Rosarito y la última en San Miguel, dicha vialidad permitía recorrer aproximadamente en una hora, la distancia entre el centro de Tijuana y la ciudad de Ensenada.

De cuatro carriles, dos de sur a norte y dos de norte a sur, la Escénica, permitía a quienes la recorrían uno de los paisajes más hermosos a la orilla del mar, con una vista espectacular al Océano Pacífico y a las costas rocosas del norte de la Península de Baja California.

Concesionada a Caminos y Puentes Federales (CAPUFE), la carretera Escénica desde que se empezó a construir en 1960, generó la advertencia de los ingenieros geólogos, sobre el riesgo que implicaba la zona de fallas que existe entre Punta San Miguel y Salsipuedes.

Inaugurada el 25 de Abril de 1967 la carretera presentó desde el primer momento deslizamientos que obligaban al concesionario, a mantener permanentemente cuadrillas que reparaban los daños que los constantes hundimientos, algunos casi imperceptibles provocaban en el lugar.

Desde San Miguel a Salsipuedes el problema era recurrente y no dejó de serlo nunca al extremo de ser este el tercer cierre que se registra por un problema mayor. El primero en 1967 un mes después de inaugurada la carretera.

En 1976, se registraron en la carretera escénica otros derrumbes relevantes,

el primero el 16 de agosto de 1976, cuando se agrietó un tramo de la carretera y el cerro de San Miguel a pocos metros de la caseta de peaje.

El segundo el 23 de agosto de ese mismo año, cuando se generó un deslizamiento que dañó varias propiedades en el mismo cerro y que llevó parte del cerro hasta el mar dejando la carretera fuera de servicio.

Geólogos y sismólogos de CICESE han realizado en el sitio numeroso estudios, al igual que personal técnico de CAPUFE.

Los letreros rojos a lo largo de la ruta junto con reductores de velocidad recordaban a los conductores que era una zona de fallas geológicas y por lo tanto el riesgo era latente.

En el 2012 en el Atlas de Riesgos Naturales del Municipio de Ensenada se planteó como los deslizamientos y derrumbes en la carretera forman parte del peligro del municipio.

En este Atlas se indica: “En la zona comprendida entre los kilómetros 84 y 98 de la carretera Escénica Tijuana-Ensenada, la ocurrencia de deslizamientos por gravedad afecta principalmente a zonas donde predominan las rocas sedimentarias de la Formación Rosario.

La poca competencia de estas rocas y su buzamiento hacia el W-SW, además de la presencia de lutitas interestratificadas, facilitan el deslizamiento en la dirección de las pendientes.

Dicha zona es sísmica y pueden presentarse sismos someros y de tipo enjambre, incrementando la inestabilidad de la zona.

La región en su conjunto tiene una sismicidad moderada y las localizaciones

epicentrales no se pueden asociar directamente con las estructuras cartografiadas debido en parte a la inexactitud de la localización.

Se interpreta que la intensa actividad tectónica ha provocado un rápido levantamiento y la formación de un relieve escarpado, principalmente en la zona costera

Además de esta zona de riesgo, ubican para peligro de Derrumbes y Deslizamientos la Península de Punta Banda la delegación de Maneadero, así como el lado Este de las Sierras de Juárez y San Pedro Mártir.

Por parte de CICESE existen varios estudios, uno de ellos del año 2000, denominado “LOS DESLIZAMIENTOS DE LA CARRETERA DE CUOTA TIJUANA-ENSENADA, BAJA CALIFORNIA” en donde se revela que los deslizamientos de tierra se pueden dar a lo largo de la costa desde el kilómetro 61 al 99.

En el estudio se indica que desde los primeros estudios geotécnicos, previos a la construcción de la carretera, en la década de los sesenta, se sabía que los deslizamientos antiguos podían reactivarse. No obstante, las autoridades responsables en aquella época decidieron aceptar los riesgos previstos para hacer de la autopista un atractivo turístico. Desde su construcción, la carretera es reparada continuamente.

La mayoría de los deslizamientos se concentra en la costa, entre Punta Salsipuedes y Punta San Miguel, y algunos fueron reactivados a partir de la construcción de la carretera de cuota Tijuana-Ensenada, como los que se presentan en los kilómetros 61, 91 y 98.

Apenas el viernes unas horas antes de que se registrara el derrumbe, ingenieros de Caminos y Puentes Federales, había dicho que trabajaban en la estabilización del talud, entre los kilómetros 92+400 al 93+500, mediante suministro de roca de diámetros de 10 cm de capa filtrante a 1.5 metros con una longitud total de 548 metros y una altura de 70 metros. (pedraplen)

En un comunicado indicaban: “Cabe mencionar que derivado de los antecedentes que se tienen en las estabilizaciones del km 98+000 y 91+000, que se realizaron en años anteriores sufrieron un comportamiento similar al que está reflejando en el km 93+050 de la autopista por lo cual se considera comportamiento normal”.

El comparativo del día después (fotos Elizabeth Vargas)


 
 

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2014. Se permite la reproducción de la nota citando la fuente

 
Escríbenos: contacto@tdm.ensenada.net
|
Teléfono Ensenada.Net: 01 (646) 177 8964
| Ensenada.net es presentado por : TDM