Tipo de Cambio
Compra
Venta
20/09/2019
$18.35
$18.75

Pesca y Sustentabilidad

Aspectos sociales, económicos, políticos y ecológicos en equilibrio.

Nota publicada el 21 de septiembre de 2011
por Elizabeth Vargas

Confundido muchas veces con el concepto exclusivo de protección ambiental, el desarrollo sustentable va mas allá al considerar en una actividad productiva el aspecto social, económico, político, ecológico y lo más importante, el equilibrio de estos factores.

El Doctor Isaac Azuz Adeath, Director de la Maestría de Desarrollo Sustentable en CETYS, explica como el tema incide en el mundo actual en forma de filosofía de desarrollo global.

En uno de sus artículos sostiene: “El carácter limitado de los recursos terrestres, la tasa de crecimiento de la población mundial la existencia de pandemias junto con las discrepancias en los niveles de acceso a los sistemas de salud y sanidad, la desigual distribución de los recursos económicos, los patrones de consumo y producción que marca el mercado y el cambio climático global, son elementos que directamente o por medio de efectos colaterales ponen en riesgo la supervivencia de la especie humana y de las relaciones sociales que se han establecido en la etapa histórica que nos ha tocado vivir”.

El especialista precisa que esta filosofía de desarrollo se basa en equilibrar la parte ambiental, social, económica, institucional y política, por medio de una serie de conceptos que en el caso de México ya se tienen y que, por formar parte cotidiana de la sociedad no nos parecen relevantes, como sucede con otros temas, como la democracia, la paz, la transparencia, la participación pública y los valores éticos.

Estos conceptos son la base de una sociedad, donde el desarrollo sustentable se puede dar de manera adecuada y al tenerlo, México como nación empieza a adoptarlo cada vez con mas fuerza.

La importancia de la Maestría de Desarrollo Sustentable, con niveles de excelencia aportados por la UABC, el CICESE y el COLEF, radica en que tiene un sesgo diferente pues incluye el desarrollo económico, social y la construcción de capacidades institucionales dentro de los gobiernos, a diferencia de otros programas cuya visión son eminentemente ambiental.

El proyecto parte de una necesidad a nivel municipal, debido a la rotación acelerada de gobiernos que cada tres años cambian, cuando el desarrollo es necesario que se construya a largo plazo.

Se pretende fortalecer a los egresados de maestría para que logren esta visión de largo plazo y puedan fijar los consensos… establecer a donde vamos todos los actores, de todos los sectores y fijar un rumbo común.

Mientras no se considera esta visión global e integral en el desarrollo, lo único que se genera son polarizaciones, expresó el experto.

Como ejemplo mencionó que si se carga un análisis desde el punto de vista ambiental se tendrá un resultado ambiental; si es económico el resultado es económico. En tanto no se unan las dos partes habrá conflictos y polarizaciones.

Si a un análisis se integran además de la visión ambiental, la parte económica, política y social, los resultados serán diferentes porque se obtiene el equilibrio entre los cuatro.

Se dice fácil pero el desarrollo sustentable como filosofía global de trabajo tiene instrumentos de acción muy bien definidos y se debe aprender como seguirlos y usarlos.

México tiene acuerdos internacionales firmados en esta materia, por ejemplo los objetivos del Milenio que firmaron casi todas las naciones del mundo, que iniciaron en el 2000 y que tienen como fecha límite el 2015.

Es muy fácil hablar de que estamos mal, pero cuando nos comparamos con otros países, vemos una evolución a lo largo del tiempo y en los objetivos del Milenio vemos avances significativos, dijo el Doctor Azuz.

Además, los instrumentos para fomentar el desarrollo sustentable se pueden bajar al nivel municipal y al ciudadano, para que forme parte de ellos y vea cómo están operando.

Estos proyectos tienen que ser muy integrales para que funcionen, no crear una separación de grupos A, B, C y que no se hablen, sino que se propongan instrumentos que todo mundo pueda monitorear, pueda hacer y empuje para construir.

En el municipio de Ensenada hay numerosos ejemplos de desarrollo sustentable, en particular en el campo.

Un productor agrícola que siembra vid u olivo en los valles, esta en un plan sustentable porque son proyectos donde solo para que nazca el primer racimo de uva son 4 años y en el caso de olivos 30 años para tener buenos árboles.

El empresario del campo en estos casos piensa en generar riqueza no solo para él, sino para las siguientes generaciones; es curioso, comentó, pero a veces cuesta mas trabajo que la gente que viene del área ambiental entienda el concepto de desarrollo sustentable.

La causa de ello son los extremos de ambientalistas a ultranza que quieren proteger una zona específica y por esa protección, no importa que se mueran de hambre los pobladores, llámese pescadores o agricultores.

En el desarrollo sustentable, lo más importante es el ser humano como parte de un ecosistema, no puede vivir uno sin el otro, pero no se puede priorizar sobre el ser humano y en la visión ambiental exclusiva es así.

Para mover una plantita para un desarrollo se opone un ambientalista, con esto se cierra la posibilidad de una inversión y de combinar y convivir; son prejuicios entre buenos y malos, señaló.

También existen otros extremos en los no ambientalistas… gente con visión a corto plazo: gobernantes y empresarios que buscan la riqueza sin preocuparse por el bienestar de los demás.

Sin embargo los empresarios serios tienen clara la importancia del desarrollo sustentable al igual que las empresas globales, porque para ellos participar de ello forma parte de sus requisitos para obtener certificaciones que les dejan llegar a los mercados mas exigentes.

Una empresa que no puede probar que es sustentable no es aceptada en el entorno global.

La Maestría ha tenido alumnos de grandes compañías que tienen planes ambientales y que no los usan como publicidad. Un caso particular es la firma Sony, que no hace ruido sobre la parte ambiental y tiene uno de los controles ambientales mas estrictos del país, pero no lo publicitan ni venden en su marca a través de lo verde.

En Baja California, particularmente en Mexicali hay muchas empresas globales con planes de sustentabilidad, pero faltan pequeñas y medianas industrias para sensibilizarse en ello, es un trabajo por hacer y se espera que los egresados de maestrías sobre el tema trabajen en eso.

En el caso del sector pesquero, hay varias empresas que trabajan en el marco de la sustentabilidad y para estos también hay opciones dentro de dicha maestría.

Uno de los ejercicios que revelan a una comunidad sustentable es sencillo. Es un análisis de lo que contiene un refrigerador en una casa, comentó el experto. Este arroja de forma sencilla una evaluación personal de cómo en el consumo básico, impactamos como ser humano en el consumo de recursos naturales.

Un ejemplo de punto de sustentabilidad son las uvas en el verano. Es absurdo que se compren uvas chilenas mas baratas en Ensenada que en Valle de Guadalupe, porque para transportase tuvieron que hacerlo por aire

o por mar.

En este proceso usaron un combustible fósil que contribuye al cambio climático global y para que sean tan baratas, lo que se pagó a quien recolectó las uvas implica que socialmente hay diferencias.

“Es un ejercicio que puede ser radical pero si abres un refrigerador y analizas lo que hay dentro, entonces sabrás que tanto estas impactando al planeta”.

“Hay una teoría que dice que para que algo sea sustentable debe cultivarse o producirse a 3 kilómetros a la redonda de donde se vive” En el caso de Ensenada posiblemente no sean 3 kilómetros pero las opciones son muchas a muy corta distancia: vino, fruta, queso, pescados, mariscos y hortalizas, por ejemplo.

Si se sabe promover y se hace sentir a la gente de que además de que son alimentos deliciosos, estos productos generarán ingreso y no impactarán el consumo de energía para transportarlos, es un plus… un valor agregado para el producto.

A esto se suman personas que estudian gastronomía y que hay gente sensible a la cuestión ambiental, y existe una ciudad en donde hay que fortalecer la producción con un componente de gobierno que impulse y de estímulos necesarios para llegar a mas lugares sin dejar de lado la sustentabilidad.

En la actualidad la maestría de CETYS tiene a 12 estudiantes en su tercera generación.

Las dos primeras generaciones tienen una ubicación buena en el mercado laboral e incluso para ellos se han abierto puestos específicos en el sector industrial.

El perfil académico es muy amplio, no existe un requisito de formación porque puede ser para un ingeniero industrial, biólogo, oceanólogo, licenciados en derecho o contadores.

Esta es una maestría para ejercer la profesión.., no es para realizar publicaciones internacionales, sino que incide en la comunidad, en el ámbito laboral del estudiante.

Un requisito que si se pide es que el estudiante este trabajando y que el proyecto sea avalado por su jefe, para que le sirva done trabaja para resolver problemas y que promueva trabajos estables de varios años.

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2019. Queda prohibida la reproducción total o parcial de la nota sin la autorización previa y por escrito de Ensenada Net.

 
|
| Ensenada.net es presentado por : TDM