Tipo de Cambio
Compra
Venta
25/10/2014
$12.90
$13.14

Trasladan Narcotráficante a Cd. de México.

Operador de El Chapo Guzmán y el Mayo Zambada.

El operador del narcotráfico Manuel Garibay Espinoza

Nota publicada el 25 de junio de 2010
por Elizabeth Vargas

Alrededor de la media noche de ayer, el presunto narcotraficante Manuel Garibay Espinoza fue llevado al aeropuerto de esta ciudad para de ahí ser trasladado a la ciudad de México en un avión propiedad de la Procuraduría General de la República (PGR).

Más de 50 elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) en 20 unidades tipo patrulla, encabezados por el Teniente Coronel Eusebio Alecio Villatoro Cortez, director de la PEP, fueron los encargados de entregar en el aeropuerto al presunto delincuente.

Elementos de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) de la PGR recibieron a Garibay Espinoza en la terminal aérea, para inmediatamente ser transportado a la ciudad de México.

Garibay era el presunto operador del narcotráfico internacional para la organización criminal de Sinaloa y contacto con las organizaciones de narcotráfico en Colombia para el trasiego de droga hacia México.

Este sujeto fue detenido por la Policía Estatal Preventiva (PEP), derivado de un operativo realizado en el Valle de Mexicali el jueves 24 de junio del 2010.

Manuel Garibay Espinoza, tiene 52 años de edad, y era el responsable del tráfico de cocaína de Cali, Colombia, a México para entregarse a la organización criminal dirigida por Ismael “El Mayo” Zambada García y Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

Garibay Espinoza fue detenido en el ejido Mezquital luego de un operativo realizado a partir de información recabada previamente sobre el paradero del presunto delincuente.

Fue detenido mientras circulaba a bordo de un vehículo pick-up Toyota Tacoma color plata, modelo reciente, placas JP-19-595 de Jalisco.

De acuerdo a las primeras declaraciones de Garibay Espinoza, su labor de contacto con las organizaciones colombianas las inició de manera directa luego de que el 18 de marzo de 2009 la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), detuvo a Vicente Zambada Niebla alias "El Vicentillo".

Dijo operar bajo las órdenes directas de los capos Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera y Mario Ismael “El Mayo” Zambada García.

En sus primeras declaraciones dijo también que debido a que se le “calentó” la plaza en Sinaloa, en donde tenía su centro de operaciones, fue que huyó hacia el Valle de Mexicali, en donde se refugiaba y fue detenido este día.

A principios de esta década, Garibay Espinoza era conocido como un peligroso integrante del crimen en el Valle de Mexicali y presunto responsable de homicidios, secuestros y líder en el trasiego de cocaína hacia Estados Unidos.

De hecho, sobre Manuel Garibay Espinoza pesan tres órdenes de aprehensión activas, emitidas por Jueces del Poder Judicial en Baja California: Una, por homicidio calificado y asociación delictuosa la orden de aprehensión #745 con fecha 4 de marzo del 2003, en expediente radicado en Mexicali.

Una más por homicidio calificado la orden de aprehensión #774-1, con fecha 2 de noviembre de 2004, en expediente penal radicado en Mexicali.

Una tercera, por homicidio calificado la orden de aprehensión #775, con fecha 29 de noviembre de 2004, en expediente penal radicado en Tijuana.

ANTECEDENTES DE MANUEL GARIBAY ESPINOZA

El presunto delincuente es prófugo de la justicia luego de que en 1995 estuvo detenido en el Noveno Distrito del Condado de San Diego, California, por distribución de cocaína, bajo el caso No. 951874-J. Fue sentenciado a cárcel por la Juez Judith N. Keep y el fiscal Timoty D. Couhglin. Sin embargo, se apegó al programa de testigos protegidos al proporcionar información a las autoridades antinarcóticos de Estados Unidos para llegar a la aprehensión de Ismael Higuera Guerrero y de Gilberto Higuera Guerrero, alias “El Gilillo”, quienes fungían como lugartenientes del Cartel Arellano Félix (CAF).

Hasta 1995, la organización criminal de Garibay Espinoza, quien también usa el alias de “Alfonso Esparza Dueñas”, fue pieza clave en el CAF pero a raíz de una disputa por drogas, a partir del año en mención se integró a la organización sinaloense liderada por Ismael “El Mayo” Zambada García.

La banda criminal liderada por Manuel Garibay Espinoza estuvo formada por aproximadamente 28 integrantes, de los cuales 8 están detenidos:

Gerardo Garibay Espinoza, preso en el Cereso de Morelia, Michoacán; José Barraza Ruiz, Víctor Omar Ruiz Ruiz, José Gabriel González Cosío y Jesús Mateo Núñez González, presos en el Cereso de Mexicali.

Además, José Antonio González Cosío, alias “El Tony” o “El Memín”, José Luis López Armenta, alias “El Loco Luis” e Hipólito Valle Carrasco, alias “El Pantera”, todos ellos detenidos el 24 de septiembre de 2002.

José Luis Garibay Espinoza fue aprehendido en el ejido Chiapas 3 del valle de Mexicali el 5 de marzo de 2005.

Cabe señalar que el pasado 7 de mayo de 2010 agentes de la Policía Estatal Preventiva arrestaron en la calle principal del ejido Chiapas a José Jerónimo Rivera Camacho, alias “Cherimbombo”, de 40 años, quien formaba parte de la banda criminal de Manuel Garibay Espinoza y sobre quien pesaban órdenes de aprehensión por secuestro, homicidio calificado y asociación delictuosa.

A la banda delictiva encabezada por Manuel Garibay Espinoza se le atribuye, entre otros delitos, los siguientes:

A FINALES DE 1998 secuestraron a Gregorio Kodama; su familia pagó el rescate y lo liberaron. Meses después secuestraron al horticultor Pablo Melgoza, por quien pedían dos millones de dólares; les completaron 800 mil. Al hombre le cortaron un dedo y se lo enviaron a sus familiares.

EN JUNIO DE 1999 secuestraron a Raúl Bejarano Escalante. A bordo de una Suburban y un pick-up Ram, los secuestradores interceptaron el vehículo del agricultor y lo llevaron a un rancho en el Río Colorado al cual se llega solamente caminando; pidieron dos millones de dólares pero los familiares sólo pudieron darles un millón.

Después secuestraron al conocido dentista de Algodones, Bernardo Magaña, a quien mantuvieron en cautiverio en una casa del ejido Chiapas. Pidieron cinco millones de dólares, y lograron la entrega de un millón para liberar al profesionista.

Otra investigación policíaca señaló que los Garibay habrían asesinado también a Abel Durán Raygoza, Emiliano Cañedo Hernández y Cleofás Vargas Ruvalcaba.

A MEDIADOS DE JUNIO DE 1999, un grupo de sinaloenses merodeaban en la zona del Ejido Chiapas. Azuzados por Gerardo Garibay Espinosa, la banda de éste los detuvo en un camino vecinal de esa misma zona. Los del grupo Garibay iban armados hasta los dientes, con uniformes negros y camuflaje, con sirenas y radios.

Los jóvenes no opusieron resistencia. Se trataba de Lamberto Meza Beltrán, Guadalupe Núñez Meza, Manuel Meza García, Felipe Rodríguez García, Javier Ramírez, Manuel León Félix y Jesús Félix Sicairos. Fueron asesinados y sus cuerpos incinerados junto leña y llantas.

EN ENERO DE 2001, secuestraron al fumigador Gustavo Castro Larios, quien realizaba su trabajo en el Valle de Mexicali. Lo asesinaron y enterraron en un rancho propiedad de la familia Garibay; sus restos fueron encontrados en septiembre de 2002.

EL 2 DE MARZO DE 2002, José Antonio Pineda Rodríguez, en ese entonces comandante operativo de la Policía Municipal de San Luis Río Colorado, fue asesinado en el patio de su casa. Dos semanas atrás el comandante policiaco había detenido a un sujeto armado con una pistola escuadra, con cachas doradas y con un escorpión labrado en cada cara. El sujeto dijo llamarse Alfonso Esparza Dueñas (en realidad era Manuel Garibay Espinoza) y ser empresario gasolinero en Los Algodones, Baja California. Ofreció dinero al jefe policiaco para que lo dejara libre pero aquel se negó y lo turnó ante la Procuraduría General de la República (PGR) de donde salió libre en 24 horas, al pagar una fianza de 10 mil pesos.

En rápido operativo, la policía sanluisina detuvo a un sujeto de 25 años de apellidos Valenzuela Valenzuela, quien era residente de Mexicali y se disponía a huir para Baja California. Este sujeto dijo haber estado en el mismo domicilio que dio Garibay Espinosa al momento que lo detuvo el comandante Pineda Rodríguez.

EL 22 DE SEPTIEMBRE DE 2002, el agente ministerial Federico Alvídrez Viramontes investigaba robos con violencia a comercios y fue capturado por hombres bajo las órdenes de Garibay Félix. Lo capturaron, asesinaron, calcinaron y enterraron dentro del rancho localizado en el Ejido Chiapas 3, muy cerca del límite con Sonora. Con un soplete destruyeron el pick-up propiedad de la PGJE y en partes lo arrojaron al Río Colorado.

Rápidamente la procuraduría detuvo a José Luis López Armenta y José Antonio González Cossio, a ambos ya se les seguía una investigación por secuestro y homicidio en agravio de Castro Larios. También detuvieron a Hipólito Valle Carrasco ese 25 de septiembre de 2002.

Estos integrantes de la banda hablaron. Dijeron que José Manuel "El Gordo" Garibay Félix, fue quien asesinó a Alvídrez Viramontes, también que era de quien recibían órdenes.

De inmediato la policía cateó la lujosa casa del extenso rancho; encontraron los cadáveres y un arsenal escondido en un cuarto de concreto bajo la tierra, que constaba de más de 20 armas largas y hasta una bazuca, también el arma de cargo del agente.

Pero no eran los únicos integrantes de la banda, también pertenecían a ella Gabriel González Cossio, Jaime Ruiz Covarrubias, Adolfo Urbano Anaya, Antonio Camarillo Ponce, José o Alonso Miranda, Edgar Campos Barraza, Emiliano Hernández Cañedo, Eliseo López Espinosa, José Armando Licea Guerrero, Nicolás Herrera Figueroa, Samuel López Lara, Felipe Muñoz, José Pelayo Bautista, Ernesto Pérez, José Jerónimo Rivera Camacho y Ramón Félix Ochoa.

Todos ellos eran comandados principalmente por Gerardo Garibay Espinosa quien entre 1998-99, encabezó una serie de secuestros en el valle de Mexicali, sobre todo en esa zona pegada al ejido Chiapas. El modus operandi era muy singular: equipados con armas largas, vestidos de negro y camuflaje, viajaban en pick-ups con sirenas y se identificaban como agentes judiciales.

EL 14 DE JULIO DE 2004, los presuntos sicarios Emilio Angulo Espinosa y Esteban Verdugo asesinaron a Humberto Armenta Vizcarra, recién nombrado comandante operativo de la PGJE de Baja California. Los sujetos confesaron que habían sido contratados por Manuel Garibay Espinoza para asesinar al comandante, quien era conocido como “El Cepillín” y “Flaco Armenta”.

 
 

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2014. Se permite la reproducción de la nota citando la fuente

 
Escríbenos: contacto@tdm.ensenada.net
|
Teléfono Ensenada.Net: 01 (646) 177 8964
| Ensenada.net es presentado por : TDM